viernes, julio 10, 2009

un chiste pa pasar el rato

Érase una vez una isla en la que cortaban la polla a todos los
hombres al cumplir los 30 años de edad.
La tala era llevada a cabo de una forma
muy especial ya que la hacían según la profesión.
Aquel año, llegado el día del
evento, había una fila enorme de hombres, todos llorando.

Profesión del primero, carpintero: se la cortaron con un serrucho.
Profesión del segundo, albañil: se la reventaron a ladrillazos.
Profesión del tercero, carnicero: con un enorme cuchillo.
Y así, sucesivamente…

Pero el último de la fila se meaba de la risa.
Un empleado gubernamental le dice:
Vamos a ver, imbécil, estamos a punto de cortarte el rabo y te estás partiendo de risa. ¿Me quieres decir
de qué te ríes? De que vendo helados. Y os vais a hartar de chupármela
hasta que se caiga, hijos de puta…..

jajajaa

via cadenitas del hotmail

0 comentarios: